La regla del color en decoración según Bandalux Mallorca

2018-02-19

Acertar en la combinación de colores es uno de los aspectos que más nos preocupa cuando nos ponemos a decorar cualquier estancia de nuestra casa en Mallorca. El instinto no es siempre el mejor consejero, ni la mezcla de colores que presidía la casa de nuestros padres la más actual. Afortunadamente, existe un método que muchos interioristas y diseñadores consideran infalible: la llamada regla 60/30/10 en decoración. Bebe de las proporciones y seguirla garantiza no equivocarse en el resultado final.

La forma de desgranar y aplicar esta fórmula mágica es muy sencilla: Se reserva el 60% del espacio a un color dominante, mientras que el 30% se destina a un color secundario y el otro 10% a los detalles de color. Es decir, tres colores son suficientes para combinar exitosamente la imagen de cualquier estancia, sin caer en resultados estridentes o demasiado forzados. Pero, ¿y si queremos darle aún otro toque con un cuarto tono? En este caso, una buena opción -según nuestros expertos de Bandalux Mallorca Blinds- es dividir el porcentaje del color secundario para introducir una tonalidad similar a la empleada (bien más oscura, bien más clara).

Color 60% dominante

Si nos fijamos en las revistas, el color dominante solemos encontrarlo en las paredes, porque es la forma más fácil de implementarlo de una y conseguir un claro equilibrio. Pero también puede estar repartido en varios elementos de la habitación ocupando aproximadamente la proporción señalada: cortinas, techo, suelo… Suele utilizarse para ello un color neutro (blanco, gris, beige), ya que es mucho más fácil de combinar y, sobre todo, porque permite con poco esfuerzo un resultado global armónico.

Color 30% secundario

Esta proporción permite jugar con tonos más intensos, sin que tengamos por qué recurrir a tonalidades muy cargadas. Normalmente se centra en los muebles, pero al igual que el color dominante no tiene por qué centrarse en un espacio específico. Introducirlo en alfombras, cortinas y estores y otros textiles permite crear estancias más personalizadas. Algo muy sencillo teniendo en cuenta que el mercado nos presenta hoy en día opciones para todos los gustos. No hay más que ver el catálogo de cortinas y estores de Mallorca Blinds Bandalux para hacerse una idea.

Los tonos verdosos o azules en este porcentaje suelen ser una apuesta segura por su mayor facilidad de combinación. En cualquier caso, la clave está en escoger un color que complemente perfectamente a nuestro tono dominante.

Color 10% de accesorios

El dato restante suele poner su acento en los accesorios: cuadros, velas, cojines, piezas de decoración… sin que tenga que estar presente en cada uno de los elementos o deba hacerlo exactamente en el mismo tono. Representa, sin duda, el toque ideal para darle el contraste que perseguimos a nuestra estancia, ya que muchas veces son colores más bien vivos y alegres.

Además, es el elemento de nuestra regla más fácil de modificar cuando nos cansamos de la decoración o queremos darle el toque de los colores más populares. Recuerda que si quieres que tu estancia refleje el tono por excelencia de este 2018, nada mejor que sumarse al color utraviolet en cortinas, lámparas, cojines... para estar totalmente a la moda.

Un último apunte a tener en cuenta: La regla 60/30/10 es una orientación para conseguir una decoración atractiva en cualquier hogar. Así que no te obsesiones en cumplirla a pies juntillas: sólo apóyate en ella para conseguir un resultado seguro si tienes dudas a la hora de vestir tu casa.




VOLVER AL LISTADO