Cortinas y estores para mantener la casa más fresca en verano

2018-07-02

Ahora que sufrimos la subida de las temperaturas en Mallorca, no está de más recordar una serie de consejos para mantener nuestros hogares más frescos en verano. No se trata de llevar a cabo grandes acciones ni de echar mano del aire acondicionado durante todo el día. La sabiduría popular y la experiencia nos hablan de soluciones sencillas que nos van a permitir bajar los grados en casa exitosamente durante los próximos meses. Utilizar las cortinas adecuadas en verano, cerrar las ventanas en las horas de máximo calor o favorecer las corrientes de aire por la noche son algunas de las medidas que nos ayudarán a mantener las estancias con una temperatura agradable.

Nuestro primer objetivo debe ser evitar que el calor penetre por las ventanas, los puntos más débiles en este sentido de la vivienda. Su buen aislamiento es fundamental para proteger nuestro hogar del calor extremo, pero también lo es su buena utilización. Asegúrate de cerrar las ventanas y bajar las persianas cuando el calor aprieta y de ventilar las estancias al principio y fin de la jornada, cuando las temperaturas son menores.

Vestir las ventanas con estores y cortinas Bandalux de colores claros también va a ayudar a combatir el calor en casa. Estos tonos no solo inciden directamente en la sensación térmica, sino que además aportan mayor frescura y luminosidad a cualquier estancia. Por ejemplo, las venecianas mejoran el aislamiento hasta en un 27%, debido a su precisión a la hora de regular la cantidad de luz necesaria en cada habitación. Las cortinas blackout y las cortinas plisadas también reducen la insolación exterior consiguiendo un mejor ambiente en el interior.

Si el balcón de tu casa está orientado al sur o al este –y, por tanto, tu hogar recibe la acción solar la mayor parte del día- o simplemente está desprotegido, te conviene cubrirlo para restarle terreno al efecto de calor que ello conlleva. Ten en cuenta que, por ejemplo, los toldos Bandalux llegan a reducir la temperatura hasta 10 grados, limitando en consecuencia el uso del aire acondicionado y el gasto. Además, puedes encontrar una gran variedad de toldos con distintos sistemas de aperturas y diseños, lo que facilitar sumar un aspecto decorativo a su vertiente práctica.

También puedes trasladar el truco de usar tonalidades claras al resto de tejidos y elementos de la casa. Por ejemplo, si tu sofá es oscuro puedes rebajar el calor cubriéndolo con una sábana blanca. Las plantas en la terraza también son un aliado para rebajar la temperatura externa.

Los ventiladores aportan igualmente su grano de arena para conseguir una casa menos calurosa y, además, con menos gasto que el aire acondicionado que consume mucha más energía. El movimiento del aire produce una sensación de bajada de temperatura de entre 3 a 5 grados que a buen seguro agradecemos. Estos aparatos colocados en las zonas más frías maximizan la sensación de frescura. Y otro truco más de andar por casa: Pon una cubitera con hielo y sal gorda frente al ventilador para que mueva aire frío. Lo notarás inmediatamente.

Si decides usar el aire acondicionado, hazlo bien, con temperaturas de entre los 24º y los 26º, ya que por cada grado menos estarás consumiendo sobre un 7% más de energía. Apágalo siempre cuando salgas de casa y reduce el espacio a enfriar (cierra las puertas de las estancias que no utilices) para una mayor efectividad.

Por último, pon en práctica otras acciones que afectan directamente a las fuentes de energía y de calor: minimiza el uso de las luces, desconecta los aparatos que no estés utilizando y prioriza el uso del microondas frente al horno por la gran cantidad de calor que éste último desprende. Con todas estas medidas, seguro que conseguirás un verano más placentero cuando estés en tu hogar.




VOLVER AL LISTADO